Lengua de viaje, taller virtual

INSCRIPCIONES ABIERTAS: INICIA EL 3 DE JULIO

Lengua de viaje es la versión viajera y virtual de Lengua de lava, un taller de lectura y escritura para hacer surgir materia desde nuestras profundidades y moldearla hasta convertirla en roca firme donde pararnos para volver a mirar(nos).

Lengua de viaje flyer

Está pensado para quienes quieran ahondar en su experiencia vital y corporal como manantial creativo.

El objetivo será explorar, registrar y repensar nuestras experiencias por medio de prácticas de escritura y de lectura que funcionen como vías para el descubrimiento y la transformación personal.

Alentaremos hábitos que nos permitan sostener la escritura a lo largo del tiempo y buscaremos inspiración en el movimiento para conectarnos con nuestro espíritu viajero (sobre todo el imaginario).

DESCARGÁ ACÁ EL PROGRAMA

 

¿Qué incluye Lengua de viaje?

– 5 semanas de taller en un entorno virtual.
– 4 zonas textuales con una selección de lecturas ficcionales y no ficcionales, poemas, ensayos y videos.
– Propuestas de escritura semanales.
– 1 hangout de intercambio en vivo.
– Acompañamiento virtual continuo durante todo el mes de julio.

DESCARGÁ ACÁ EL PROGRAMA

Iniciamos el 3 de julio. Inscribite en lenguadelava@gmail.com

Costo total del taller: $1200.
Se reserva el cupo con $600, por transferencia bancaria.

collage32.jpg

Ejes temáticos

El eje transversal de lengua de viaje será el recorrido a través de 4 zonas textuales:

1. Salir y quedarse
Escrituras de viaje y de espera.
Diarios, bitácoras, postales y cartas.

2. Vacacionismo
Hábitos de viaje.
Rutinas e imprevistos.
Hoteles, aeropuertos, micros, no-lugares.

3. Rituales de agua
Escrituras en estado líquido.
Estanques, piletas, mar, lluvia y lágrimas.

4. Amores de verano
Escrituras de amor y amistad.
Excesos de días, pegoteos fugaces, sexos calientes y encuentros sinceros.

DESCARGÁ ACÁ EL PROGRAMA

Captura de Pantalla 2019-06-03 a la(s) 15.19.37

 

Ver, leer y escribir

Para inspirar y potenciar la escritura desde la experiencia vamos a ver y leer:

Al Alvarez, Felix Bruzzone, Fabián Casas, Esteban Castromán, Magalí Etchebarne, Camila Fabbri, Hebe Uhart, Lucrecia Martel, Adriana Lestido, Clarice Lispector, Samantha Schweblin, Alan Pauls, Mori Ponsowy, Lucía Puenzo, Liliana Villanueva, Adam Wolniewicz, Gabriela Wiener y más.

DESCARGÁ ACÁ EL PROGRAMA

Coordinan

Captura de Pantalla 2019-06-03 a la(s) 15.20.04

Captura de Pantalla 2019-06-03 a la(s) 15.20.09

The Iguazú Lady, por Fernanda Sancho

The Iguazú Lady

 

Busqué mi vínculo líquido, acuífero, transparente, fluido, y nada me conectó con nada.

Pampa yerma por diques ajenos busco en mi desierto y en el viento, en los resquicios donde podría haber entrado.

Me gusta el agua, su fuerza destructiva de tsunami arrasador y su indispensabilidad para los seres vivos.

Me gusta cuando corre arroyita o ría.

Me gusta de mar templada sosteniéndome con su densidades de sal.

Me gusta hirviendo en la bañera, helada en los lagos del sur y tibia para beberla.

Me gusta dura de hielo en mi trago amigo.

Me gusta vaporosa en la selva húmeda y en la ciudad que muchos odian por su culpa.

Me gusta bailando con las olas contra los juncos del Delta haciendo destellitos dorados al atardecer.

Me gusta salpicándome los hombros con lluvia de verano como un cosquilleo suave, fresco e irreverente.

Me gusta garuada en la cara como de spa urbano mientras voy en bicicleta y le invento una canción.

Me gusta cuando me da risa en vez de furia estar bañada en charco sucio y reconocerle otra vez sus superpoderes.

¿Será esa alta participación suya en la composición de nuestros cuerpos la fuente de nuestros superpoderes también?

Someone cry someone spit y unos lloran y otros escupen.

El agua es mujer, el agua se siente por dentro y por fuera, el agua se ve, el agua se cuela en las grietas y cuando no es el lugar correcto hace doler, ahoga, hiela, pudre.

Pura no huele, combinada puede ser perfume, meada, cloro.

Y un vaso de agua no se le niega a nadie y es excelente como conductora de electricidad y ahí estuve 9 meses adentro de un vientre para vivir y ahí iría a saltar a una garganta para morir en menos de 9 segundos [espero-spray].

 

Fernanda Sancho

Una vez, como a los 8, escribí algo y se lo leí a los grandes. Recuerdo sus risas y yo no quería ser graciosa.